Tendencias de mosaicos para cocina

Mosaicos Serrano

Una buena idea para aportar una decoración original y única en nuestro hogar es la de tener espacios diferentes en nuestros paramentos. Los mosaicos para cocina son perfectos para esto, son estéticos, vistosos y aportan un carácter exclusivo al diseño de estas estancias. Si huyes de la homogeneidad y quieres aportar algo exclusivo y diferente en tu casa, presta atención, porque tenemos algo que contarte…

Qué son los mosaicos para cocinas

Los mosaicos para cocinas o baños son revestimientos de diferentes materiales colocados en paredes o suelos que, mediante piezas pequeñas, pueden formar dibujos o combinaciones de colores capaces de aportar gran luminosidad y vida a los entornos donde se encuentran instalados.

Es un elemento en diseño de cocinas ideal para aquellos que huyen de la monotonía de una decoración homogénea y que quieren aportar un carácter personal a esas estancias donde, cada día, pasamos más tiempo en nuestra casa. En la actualidad, pueden diseñarse en diferentes materiales que van desde la piedra natural hasta los cerámicos, pasando por el cemento, metales, vítreos, etc. ¿Conocemos algunas ideas?

Mosaicos cerámicos

Los mosaicos cerámicos para cocina son azulejos de diferentes tipos y colores compuestos por múltiples piezas que son colocados sobre un enmallado de formato determinado. Son tan funcionales como los azulejos lisos y se colocan ya organizados según el enmallado.

La imagen que ofrecen estos azulejos es bastante espectacular y ayuda a crear espacios originales, atractivos y diferentes. Ofrecen las mismas características de los revestimientos cerámicos, es decir, son fáciles de limpiar, son muy resistentes y ofrecen decoraciones muy interesantes.

También se pueden hacer mosaicos en suelos con azulejos de gres, siendo uno de los característicos los de formato hexagonal, que si se complementan con otras piezas más pequeñas se pueden crear decoraciones muy originales. En estos casos, la versatilidad es mucho menor, ya que todas las piezas deben ser de diseño estándar y deben tener condiciones de poder ser pisados de forma segura y sin permitir resbalones.

Mosaicos de piedra natural

La piedra natural ofrece una gran cantidad de posibilidades en mosaicos para cocina. La flexibilidad que tiene este material hace que puedan usarse tanto para suelos como para paredes.

Los acabados en mármol son lo que más tendencia están hoy en día. Son elementos muy populares en diferentes zonas de una cocina como en encimeras, mesas y paramentos. Una combinación entre colores blancos y negros puede resultar extremadamente sencilla y muy estética, y son capaces de aportar ese toque especial que todos queremos en nuestra cocina.

Si los mosaicos utilizados para diseño de cocinas presentan una gran versatilidad en cuanto a diseños y formas, los de piedra natural son aún más especiales, ya que cada una de ellas es única en sí misma. Además, las características de este material las hacen perfectas para el empleo en cuartos húmedos, ya que tienen un mantenimiento muy fácil, son muy resistentes y dan calidez y diseño a una estancia.

Mosaicos de cemento

Si un mosaico elegido como decoración en una cocina es un elemento singular y muy personal, los de cemento son los más exclusivos, ya que se fabrican manualmente, por lo que su diseño sí que es único e irrepetible, y se pueden elegir al gusto tamaños, formas y colores. Tienen el inconveniente de ser más caros que el resto de materiales, pero gracias a su resistencia y durabilidad, a la larga pueden resultar mucho más económicos.

Los mosaicos hidráulicos de cemento pueden durar muchos años como nuevos, solo necesitan pequeñas tareas de pulido y resellado para que se conserven en un buen estado de conservación. Otra de sus ventajas es la posible rotura de uno de ellos; a diferencia de lo que puede ocurrir con el resto de los materiales, al ser hechos a mano, es posible fabricarlos idénticamente a los que están colocados.

Mosaicos vítreos en diseño de cocinas

El mosaico vítreo está formado por una pasta de vidrio reciclado fabricado en piezas pequeñas denominadas teselas. Suelen tener tamaños cuadrados de 2,5 cm y están agrupados en mallas de 30 x 30 cm. Tienen una gran resistencia al desgaste y una gran impermeabilidad frente a los líquidos, de ahí que su utilización sea la de cuartos húmedos como baños y cocinas. Su carácter antideslizante también los hace idóneos como pavimentos para suelos.

Aunque los mosaicos vítreos comúnmente se asocian a la decoración de elementos exteriores (por ejemplo, en una piscina), lo cierto es que cada día son más usados en diseño de cocinas. Pueden encontrarse en una gran variedad de colores, formas, tamaños, al igual que sucede con otros materiales. Su montaje es muy simple, se adhieren a una malla que puede efectuarse con piezas iguales, o diseñarse con divertidos patrones que juegan con acabados en diferentes colores y tipos de cristal.

Un mosaico vítreo aporta una gran brillo y luminosidad a los espacios y un toque especial de elegancia y modernidad en una cocina. Pueden elegirse con una gran cantidad de colores, mezclar tonalidades y elegirse sus acabados terminados como mate o brillosos.

¿Qué te han parecido las diferentes ideas de mosaicos para cocina? Son tendencias muy actuales en decoración y permiten diseños muy originales y únicos. Si quieres más ideas, en Mosaicos Serranos tenemos muchas más y podemos ayudarte a decorar tu hogar para que sea la envidia de tus vecinos. Estaremos encantados en ayudarte.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies