Cómo revestir una pared con piedra natural

Mosaicos Serrano

¿Has pensado ya cómo dar un toque especial a las paredes de tu vivienda? Déjanos decirte que revestir una pared con piedra natural es una de las mejores opciones, ya que no solo aportará una estética única a un interior o a un exterior, sino que, además, otorga una exclusividad y un toque especial a la decoración de un paramento vertical. ¿Quieres saber cómo hacerlo? Nosotros te lo contamos.

Qué material elegir para revestir una pared con piedra natural

Antes de saber cómo revestir una pared con piedra natural, debemos elegir qué piedra vamos a poner. Examinemos los tipos más empleados y por qué tanto los arquitectos como los diseñadores los eligen.

  • Mármol: posiblemente, la piedra que más belleza desprende, pero, además, es resistente, dura y tiene una alta longevidad.
  • Pizarra: muy versátil en cuanto a su adaptación a todo tipo de ambientes. Su gran ventaja es su durabilidad.
  • Caliza: su mayor cualidad es la impermeabilidad. Presenta una gran variedad de tonos, desde claros hasta oscuros, y por eso es muy adaptable a todo tipo de ambientes.
  • Cuarcita: piedra de gran belleza que resiste muy bien a cambios bruscos de temperatura.

Beneficios de revestir una pared con piedra natural

Una pared de piedra natural no solo es estéticamente bella, también presenta los siguientes beneficios:

  • Es única e irrepetible: sí, si nos fijamos bien, no hay dos paredes revestidas de piedra natural idénticas. Como cada piedra tiene características diferentes, estos revestimientos son totalmente exclusivos.
  • Alto valor estético: la calidez y elegancia de estos materiales de construcción no tienen parangón, por eso son tan usados por profesionales del diseño.
  • Gran durabilidad y mantenimiento: la piedra natural no pierde ni propiedades ni aspecto con el paso de los años y, además, tiene un mantenimiento muy sencillo.
  • Gran aislante térmico y acústico: la piedra natural retiene muy bien el frío en verano y el calor en invierno. Además, su instalación en una pared atenúa considerablemente los ruidos exteriores.
  • Es un material ignífugo: en contraposición a los materiales de construcción más porosos, la piedra natural impide la propagación del fuego y es capaz de soportar temperaturas muy elevadas.
  • 100 % sostenible: es un material natural y además se encuentra en grandes cantidades, por lo que no son recursos agotables. Además, su empleo está exento de emisiones de gases al medioambiente.

Cómo hacerlo paso a paso

Revestir una pared con piedra natural no es un proceso complejo una vez que se sabe cómo hacerlo. Esto es lo que hay que hacer:

  1. El soporte debe estar liso, sin irregularidades y debe ser sólido y no deformable. Además, tiene que estar limpio, sin polvo ni nada que dificulte la adhesión de los materiales que vamos a colocar.
  2. Se aplica una capa de mortero en la pared a revestir y una vez que se seque, se procede a colocar una malla para que el mortero tenga una mayor resistencia y no se fisure ni se agriete.
  3. Se extiende una segunda capa de mortero que recubra la malla colocada. Esto es conveniente hacerlo con una llana, ya que ayuda a una mejor sujeción entre el mortero y la piedra. Se deja secar al menor un día.
  4. Antes de colocar la piedra elegida, hay que asegurarse de que esté perfectamente limpia. Para ello, usar agua abundante y un cepillo que sea capaz de quitar los restos de polvo que contenga.
  5. Se coloca una plomada para asegurar que todas las piedras se coloquen al mismo nivel.
  6. Antes de colocar las piedras sobre la pared, es conveniente humedecerla un poco para que tengan una mejor adherencia. Para pegarlas, se usan productos como un cemento-cola, y debe aplicarse sobre la piedra, nunca sobre la pared.
  7. Para conseguir una buena adherencia entre la piedra y la pared, se emplea una maza de goma, que sirve para nivelarlas de acuerdo a la plomada utilizada. Los trozos de piedra pequeña que se tengan pueden emplearse para dar una separación adecuada entre los distintos bloques.
  8. Para rellenar las juntas entre los diferentes bloques se emplea el mismo mortero, pero intentando que la masa no quede muy fluida. Un agua suficiente en el amasado da un toque rústico y arenoso muy estético en el acabado.
  9. Antes de que se seque el mortero, hay que quitar los restos que quedan entre las juntas. Para ello se emplea una esponja limpiajuntas mojada en agua.
  10. Si se han ensuciado algunas piedras con cemento, deben limpiarse para conseguir un buen aspecto estético. Para ello se usa un quitacementos diluido en agua y se aplica con un cepillo con cerdas duras.
  11. Por último, para evitar la aparición de musgos, manchas u hongos por humedad con el paso del tiempo, es aconsejable aplicar un hidrofugante. Puede aplicarse con brocha o con pistola y es conveniente hacerlo en dos capas.

Revestir una pared con piedra natural es una gran idea si se quiere tener un diseño exclusivo, estético y obtener muchos de los beneficios que solo este material es capaz de aportar. En Mosaicos Serrano, en Almansa, podemos ofrecerte los mejores consejos de cómo ejecutarla adecuadamente, estaremos encantados de solucionar las dudas que tengas. ¡Contacta con nosotros!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies